Estudios Bíblicos en Siguiendo sus Pisadas

Requisitos para el evangelismo

1. Conocimiento el plan bíblico de salvación
2. Humildad y mansedumbre
3. Ánimo y fortaleza

1. Lectura Bíblica: Hechos 17:2-4; 8:34,35; 18:27,28; 26:22,23

· Todos los pasajes hablan de que quien predicaba usaba la Biblia para hacerlo.
· Si debemos predicar con la Biblia, debemos conocerla.
· Juan 5:39 Cristo mismo dice que es la Biblia quien da testimonio de él.
· Hebreos 4:12 Quien es viva y eficaz es la Biblia, no el predicador.
· No sirve "predicar" con nuestros argumentos (intentar convencer al inconverso de que tenemos razón nosotros - 1 Corintios 2:4,5).
· Es bueno también hablar de la experiencia particular (quien predica debe haber experimentado antes lo que predica - Juan 3:11)
· Es más eficaz citar palabras textuales de la Biblia que recordar ideas no muy claras. (1 Pedro 4:11; Juan 12:49 - el Señor -)
· Los textos utilizados deben responder a una secuencia lógica (2 Timoteo 2:15 "que usa bien la palabra de verdad").
· Quien predica debe exponer el mensaje completo (Hechos 20:27). Para ello debe conocerlo.

2. Lectura Bíblica: Mateo 11:29; 2 Timoteo 2:24,25

· La principal razón es porque el Señor desea que aprendamos de él, y 1 Pedro 2:21 ("dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas").
· La humildad debe ser para con Dios, y su manifestación exterior será visible a la persona a quien predicamos.
· Humildad: su antónimo es la soberbia. Si alguien quiere predicar, debe hacerlo con humildad (sketch). Proverbios 15:1 es aplicable a nuestro tema.
· 1 Corintios 2:1 Si somos humildes hablará la Biblia, si no, nosostros.
· 2 Corintios 4:5 Si predicamos con soberbia, seguramente nos predicaremos a nosotros mismos, y no a Cristo como Señor.
· 1 Pedro 3:15 (mansedumbre) Incluso cuando
· Marcos 16:15 - 2 Timoteo 2:23 El Señor nos manda a predicar. Tengamos cuidado de no discutir sobre cuestiones que no llevan a nada.

3. Lectura Bíblica: Jeremías 1:4-9; Romanos 1:16

· Tener miedo de predicar no es ninguna novedad, pero de la misma forma en que Dios nos lo ordena, nos da el poder para hacerlo.
· Hechos 23:11, 18:9,10 Pablo mismo tuvo miedo, por eso el Señor lo consuela; pero aún así le manda predicar. No es: "si tenés miedo no vayas", sino "aunque tengas miedo andá, que estoy contigo" (Isaías 41:10)
· Hechos 27:23-25
- No temas
- Es necesario
- Yo confío
· La debilidad humana también es vencida por el poder de Dios (2 Timoteo 4:17)
· Dios nos manda a predicar (hay que actuar), y tenemos los recursos para hacerlo (2 Timoteo 1:7-8; Efesios 6:10).